viernes, 21 de junio de 2013

La Piedra Allan y su significado




Al estudiar la vida del Presidente David O McKay siempre se menciona la piedra Allan, y se hace especial referencia al lema que lleva inscrito en su parte superior.

"En un discurso pronunciado durante la sesión del sacerdocio de una conferencia general, el presidente McKay habló de una experiencia que tuvo cuando era misionero en Escocia en 1898. Él y su compañero, Peter Johnston, pasaron por un edificio que les llamó la atención porque tenía en la entrada un arco de piedra con una inscripción grabada. El presidente McKay contó lo siguiente:
“Le dije a mi compañero: ‘¡Qué raro! Me voy a fijar en lo que dice la inscripción’. Cuando me acerqué, el mensaje que contenía me llegó, no sólo desde la piedra sino como si viniera de Aquel en cuyo servicio estábamos embarcados. Decía:
 ‘Seas lo que seas, desempeña bien tu tarea’…
(Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: David O. McKay  Cap. 12)

La Placa además del lema contiene 9 figuras geométricas que para muchos ha sido un enigma su significado. Una interpretación plausible es considerar a esas figuras con un valor numérico determinado por la cantidad de lados que poseen. La primera figura en la fila superior y a la izquierda es un pentágono que además contiene un dibujo de una mano con sus cinco dedos, reforzando la idea del número cinco. La segunda figura de la fila superior contiene una X que al interpretarla como número romano indicaría un 10, y la tercera figura es un triángulo correspondiendo al número 3. La segunda fila contiene un rombo, un hexágono y un octágono. La tercera fila un Nonágono, una figura con un 2 romano, y un Heptágono.
Quedando    
                5  10  3
                4   6   8
                9   2   7

Estos valores distribuidos en esa forma construyen un cuadro mágico. Un cuadro mágico es una forma que la suma de los valores de las filas o de las columnas son iguales, así como las sumas de las diagonales. En este caso todas suman 18. Los cuadros o cubos mágicos son muy antiguos, inclusive se les observa en obras de arte.

La pregunta del millón es ¿Cómo se relaciona el lema que inspiró a David O. McKay con el cuadro mágico?
Posiblemente haya que considerar que de la forma en que se dispongan unos números, con un determinado valor y posición crean un cuadro mágico, pero si alguno cambia su valor o su posición deja de ser un cuadro mágico. Volviendo al lema  ‘Seas lo que seas, desempeña bien tu tarea’, nuestra tarea estará bien hecha si logramos ser lo que debemos ser y hacer lo que debemos hacer, estar donde debemos estar. David O McKay siempre destacó nuestros deberes y el esforzarnos por lograr ser lo que Dios espera de nosotros.

Vale aclarar que esta piedra no fue construida por la Iglesia, pero hoy se encuentra en el museo de la Iglesia.
  

miércoles, 5 de junio de 2013

El Templo en la Iglesia Primitiva



Este libro contiene una descripción de algunas de las enseñanzas y ritos sagrados que se encontraban en la Iglesia Primitiva. Demuestra que partes de estas enseñanzas y prácticas eran la forma secreta con la que se trataba algunas doctrinas, vestimentas sagradas, señales de reconocimiento, matrimonio eterno, bautismo por los muertos, unciones, oraciones, etc. Lo anterior establece que las enseñanzas de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sobre los templos no son enseñanzas distintas a las practicadas por los primeros cristianos.

Leer
Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

miércoles, 29 de mayo de 2013

El Bautismo Judío

Para quien lee la biblia le debe llamar la atención que en el Antiguo Testamento no hay una ceremonia similar al bautismo de Juan. No podemos pretender encontrar la palabra “bautismo” en el AT, porque es una palabra con raíz directa del griego, de bá-pti-sma relacionado con sumergir y emerger; pero podríamos encontrar un rito similar que incluyera la inmersión y el arrepentimiento.

Algunos han pensado que es una ordenanza que corresponde al nuevo pacto, traída al mundo como parte del evangelio enseñado por Jesús. Para los Santos de los Últimos Días está claro que desde Adán ha existido la necesidad y la ordenanza del bautismo, también señalado en el Libro de Mormón como una ceremonia practicada antes de Cristo, la cual tenía como elementos la inmersión, el arrepentimiento del individuo, marcaba su ingreso a la religión, y se hacían promesas de fidelidad. Estos elementos nos hacen descartar los ritos de lavamientos de los levitas, ya que sólo coinciden en el agua y el sentido de purificación.
En algunos textos judíos antiguos encontramos referencias a una ceremonia que convertía al gentil en parte del pueblo del convenio. Leemos en el  bKer 9ª: “Como vosotros (Nm 15,15-16)  quiere decir “como vuestros padres”. Y como vuestros padres no entraron en la alianza sino por la circuncisión, la inmersión y la aspersión de la sangre, tampoco ellos entrarán en la alianza sino por la circuncisión, la inmersión y la aspersión de la sangre”.  En este texto se describen las tres ceremonias requeridas para la conversión de un gentil, siendo la inmersión parte fundamental.


En otro texto muy antiguo judío leemos : “Si un emigrante se hace judío en la vigilia de la pascua, enseña la escuela de Sammai que pueda realizar el baño de inmersión y comer el cordero pascual al atardecer”. (mEduy 5,2)

martes, 15 de mayo de 2012

Las Planchas de Bronce - Registro Egipcio



El Libro de Mormón nos enseña desde el comienzo el enorme valor que tienen los registros sagrados a los que llamamos “escrituras”, y comienza con la misión de los hijos de Lehi de recuperación de las Planchas de Bronce que estaban en poder del poderoso y malvado Labán[1].

Nefi siendo joven, al igual que sus hermanos, parecen no leer este registro que casi les costó la vida, durante su trayecto de tres días de regreso a la tienda de su padre. La no lectura de las Planchas de Bronce por Nefi y sus hermanos se pudo haber debido a su desconocimiento del lenguaje en el cual se encontraba escrito el registro. El rey Benjamín nos enseña que las Planchas de Bronce estaban escritas en Egipcio: “Y también los instruyó con respecto a los anales que estaban grabados sobre las planchas de bronce, diciendo: Hijos míos, quisiera que recordaseis que si no fuera por estas aplanchas, que contienen estos anales y estos mandamientos, habríamos padecido en la ignorancia, aun ahora mismo, no conociendo los misterios de Dios; porque no habría sido posible que nuestro padre Lehi hubiese recordado todas estas cosas para haberlas enseñado a sus hijos, de no haber sido por la ayuda de estas planchas; porque habiendo sido instruido en el idioma de los egipcios, él pudo leer estos grabados y enseñarlos a sus hijos, para que así éstos los enseñaran a sus hijos, y de este modo cumplieran los mandamientos de Dios, aun hasta el tiempo actual”[2].

Al parecer Lehi era el único que podía entonces leer egipcio y por eso Nefi registra el comentario de su padre cuando recibe estas planchas[3]. Alguien dirá que Nefi sabía egipcio por lo que está escrito en 1 Nefi 1:2 pero Nefi comienza a escribir mucho más tarde de su salida de Jerusalén. Lehi pudo haberle enseñado a Nefi sobre el lenguaje egipcio en el desierto de tal forma que Nefi se constituyó en maestro espiritual, de la misma forma que cada guardián de las planchas hasta Moroni debió conocer este lenguaje para interpretar su contenido.

Lehi debió conocer el idioma egipcio posiblemente por razones comerciales, siendo él un hombre altamente rico, emparentado con Labán que tenía cincuenta hombres armados protegiéndoles, tenía los recursos y la formación para conocer y manejar este idioma de una nación altamente influyente en palestina por cientos de años. John Gee abordó este tema extensamente en una de las Conferencias del Fair, sobre la gran influencia egipcia en Israel[4].

“Se debe recordar que Egipto era entonces el mayor y el principal en nivel de vida. En arquitectura, en astronomía, en comercio y en gobierno, su pueblo resaltaba. Lehi pudo leer lo que estaba grabado sobre las Planchas de Bronce. Él no fue forzado a dejar sólo a lo que la memoria le pudiese recordar sobre aquellas cosas que habían sido escritas concernientes a la obra de Dios; ni fue compelido a basarse en rumores”[5].

Por el mismo motivo que se decidió escribir las planchas del Libro de Mormón en Egipcio reformado, porque era más compacto, pudo haber sido la causa de escribir en egipcio las Planchas de Bronce, suponiendo que, al igual que el Libro de Mormón que fue escrito al final de la historia nefita, fue escrito en una época cercana a Lehi copiando los registros que tenían los judíos.

Algunos sostienen que están escritas desde la época de Moisés, quien fue formado por 40 años por los egipcios, estando escrito en egipcio los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, y que pudo haberse escrito en hebreo las profecías e historia más moderna de los judíos[6]. No parece razonable que los escritos de Isaías o Jeremías estuviesen registrados en egipcio, pues ellos profetizaron en hebreo, excepto que hubiesen querido condensarlas en un espacio menor y más costoso como las planchas de Bronce.

No parece casual de ninguna forma que hubiese sido elegido Lehi junto con su familia para llegar a una nueva tierra con registros escritos en egipcio que les permitiera transmitir las palabras del Señor al pueblo hebreo para que conocieran los convenios de Dios con Su pueblo.


________________________________________

[1]1 Nefi 3
[2] Mosíah 1:3-4
[3]1 Nefi 5:10-15
[4] Egyptian Influence in Ancient Israel, John Gee, Conferencia FAIR 2011
[5] COMMENTARY ON THE BOOK OF MORMON, VOL. 2 by Janne M. Sjodahl, George Reynolds
[6] POWER OF THE WORD: SAVING DOCTRINES FROM THE BOOK OF MORMON by Robert L. Millet




Roberto

viernes, 20 de abril de 2012

Primer osario cristiano



Hace más de un mes, a comienzos de Marzo de 2012, fue hallado un osario en Jerusalén, descubrimiento que fue informado por James Talbor, profesor de Estudios Religiosos de la Universidad de Carolina del Norte.

Lo destacable y singular de este descubrimiento es que este osario sería el descubrimiento arqueológico de la evidencia más antigua del cristianismo en tiempos de Jesús. Las otras evidencias antiguas corresponden a catacumbas en Roma, varios años después.

Este osario correspondería a un periodo anterior del año 70 d.C. porque después de ese año, en que Tito comandó la destrucción de Jerusalén por los ejércitos romanos, no volvieron a enterrarse muertos en osarios en esta zona.


El osario está construido en piedra y tiene dos rosetas bien esculpidas, un texto y un dibujo. El texto, según Talbor es griego y quiere decir “Dios que resucitó a alguien”, la cual es una pista para considerarlo cristiano, pero la segunda pista es más llamativa, la cual es un dibujo de un gran pez, aludiendo con esta iconografía al pez que tragó a Jonás por tres día (Jonás 1:17), siendo esta una alusión a la muerte, sepultura y resurrección del Señor (Mateo 12:40).

De confirmarse este hallazgo por la comunidad arqueológica, será una gran fuente de información muy valiosa.  Algo digno de destacar es la ausencia de cruces, demostrando que no era un símbolo cristiano en esta época, sin embargo sí lo era el pez, por lo de Jonás, además que los primeros cristianos formaron un anagrama con este pez, que en griego es llamado ICTVS = pez, convirtiendo cada letra en la primera letra de una frase llena de significado: “"Iesous Xristos Theos Vios Soter" o sea Jesus Christus Dei Filius Salvator (Jesucristo hijo de Dios y Salvador).


Lo que para mí resulta muy significativo es el hecho de la creencia en la resurrección literal del Señor, no espiritual meramente, tanto como el relato bíblico, la inscripción de un pez relacionado con la resurrección del Señor, en un osario, donde se guardaban los huesos del difunto, era un signo de esperanza en la resurrección de esos huesos que se cubrirían con carne en un futuro. Aunque seamos muchos los cristianos, no son tantos los que creen en una resurrección literal del Hijo de Dios, como es aceptado por la doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.



domingo, 15 de abril de 2012

Símbolos Mormones

Cada símbolo es una invitación a meditar y reflexionar sobre el significado más profundo de alguna verdad. El lenguaje preferido por Dios para enseñarnos sobre la eternidad y como conducirnos hacia ella, ha sido desde siempre a través del uso de símbolos, como un lenguaje universal para transmitir sus pensamientos.


Les dejo este libro con la descripción de más de doscientos símbolos relacionados con las escrituras, y muchos de ellos sólo de uso por parte de los Santos de los Últimos Días.

Espero que lo disfruten y compartan. Después de leerlo deja tu comentario.

Descargar

Leer

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.
Comprar