viernes, 15 de julio de 2011

¿Estuvieron todos los tipos de animales del mundo en el Arca de Noé?


Cuando leemos historias maravillosas en las escrituras generalmente pensamos que TODO puede pasar, que cualquier acontecimiento extraordinario debe ser algo milagroso y se lo atribuimos Dios y su enorme poder para realizar actos para nosotros incomprensibles. Sin embargo las mismas escrituras pueden darnos pistas para una explicación más simple y menos exorbitante, sin quitarle el poder a Dios, pero más entendibles.

El relato del diluvio que nos enseñan desde niños contiene muchos elementos asombrosos que sin cuestionarlos los absorbemos, ni siquiera nos damos el trabajo de ver si lo que se nos enseña es por tradición o está contenido en los libros sagrados.

Sobre la realidad del diluvio y su cobertura mundial, será tema de otro post, pues lo que me trae a escribir es sobre la posibilidad que cupieran en el arca todos los animales del planeta, o si esa era la voluntad de Dios, sean cuadrúpedos, aves e insectos; y estos en parejas, en algunos casos sólo dos y en otros catorce.
Si nos ahorramos la idea de que Noé los buscó y reunió de todo el planeta y sólo pensamos que llegaron a él, la cuenta sería más o menos de:

·         4.000 especies de mamíferos
·         8.600 especies de aves y pájaros
·         6.500 especies de reptiles
·         1.500.000 especies de insectos, arañas y bichitos.

De las cantidades citadas hay que considerarlas de a dos y otras de catorce.
Frente a esto uno debe hacerse dos preguntas, una es si Dios pudiese realizar esta reunión gigantesca de seres a través de Noé, y si esa era su intención. Por supuesto respondemos a la primera pregunta con un sí, sabiendo que nada es imposible para Dios, esto nos genera uno de nuestros mayores errores como mormones, el adscribirle a Dios actos innecesarios y sin sentido simplemente porque Él puede.
La respuesta a sí Dios quería llenar el arca de esa forma podría ser no.

Comenzando con el primer capítulo de Génesis, hay recurrentes frases las cuales si las reunimos, pueden responder preguntas vitales tanto para los científicos y religiosos sobre el diluvio.  Lo lista siguiente, aunque no está en contexto, muestra una obvia distinción  entre creaciones que están claramente vivas por habérsele dado el “aliento de vida” y formas de seudo-vida encontradas en el mundo solitario y triste que no poseen el aliento de vida.

Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes (Gén. 1:20)
Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve (Gén. 1:21)
Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, (Gén. 1:24)
Y Dios los bendijo y dijo: Tengan dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves de los cielos, y sobre cada cosa viviente que se mueve sobre la tierra. (TJS Gén. 1:31)
Y yo Dios vi cada cosa que había hecho, y he aquí, todas las cosas que Yo había hecho eran muy buenas (TJS Gén. 1:33)
Y en el séptimo día, Yo Dios, acabé mi obra,. . . y todas las cosas que Yo había hecho fueron terminadas. Y Yo, Dios, vi que ellas eran buenas (TJS Gén. 2:2)
Porque Yo, el Señor Dios, cree todas las cosas de las cuales he hablado (TJS Gén. 2:5)
Y yo, Dios el Señor, formé al hombre del polvo de la tierra, y soplé en su nariz el aliento de vida; y el hombre fue alma viviente, la primera carne sobre la tierra, también el primer hombre; (Moisés 3:7)
Y de la tierra, yo, Dios el Señor, hice crecer físicamente todo árbol que es agradable a la vista del hombre; y el hombre podía verlos. Y también se tornaron en almas vivientes. (Moisés 3:9)
yo, Dios el Señor, formé a toda bestia del campo y a toda ave del cielo; y mandé que fuesen a Adán para ver qué nombre les daría; y también fueron almas vivientes, porque yo, Dios el Señor, soplé en ellos el aliento de vida; y mandé que lo que Adán llamara a todo ser viviente, tal fuese su nombre. (Moisés 3:19)
Ahora bien, la serpiente era más astuta que cualquiera de las bestias del campo que yo, Dios el Señor, había hecho.   Y Satanás incitó el corazón de la serpiente (porque se había llevado a muchos en pos de él), (Moisés 4:5-6)
Y a la serpiente, yo, Dios el Señor, dije:  . . . maldita serás sobre todo el ganado y sobre toda bestia del campo. (Moisés 4:20)
Espinas también, y cardos te producirá, (Moisés 4:24)
Y he aquí, Yo, aun Yo, traeré un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne, donde esté el aliento de vida, bajo el cielo; y toda cosa que viva sobre la tierra morirá (TJS Gén. 8:22)
Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. (Gén. 6:19)
Y ellos fueron a Noé, al arca, dos en dos de toda carne, donde estuviese el aliento de vida (TJS Gén 7:15)
Yo causaré la lluvia sobre la tierra por cuarenta días y cuarenta noches; y cada substancia viviente que Yo he hecho será destruida de sobre la faz de la tierra. (TJS  Gén 8:32)
Y toda carne murió que se movía sobre la faz de la tierra,  tanto de aves, y del ganado, y de las bestias, y de cada cosa que se arrastra sobre la tierra, y de cada hombre.
Todo en cuyas narices el Señor había soplado el aliento de vida, y todo lo que estaba en la tierra seca, murió.
Y toda substancia viviente fue destruida (TJS Gén. 8:42-44)
Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. (Gén 8:21)
Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, (Gén 9:12)
Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne (Gén. 9:15)

Hay varias citas más, pero tienen más sentido en la versión KJV, pero de esta serie de versículos se observa que podrían contener los siguientes mensajes:

Primero: Por el uso repetido de palabras, “criatura viviente”, “cada cosa viviente”, “toda carne en la cual hay aliento de vida”, “almas vivientes”, “todo en cuyas narices el Señor ha soplado el aliento de vida” y otras más, el Señor quizás está informándonos que en el mundo hay plantas y animales de los cuales él es responsable, formas de vida que ameritan la designación de almas de seres vivientes, eternas no sólo en el sentido de la eternidad de la materia. Opuesto a esto están las plantas y animales que están vivos pero que no son almas vivientes porque su existencia independiente termina con la muerte. Se puede postular que la las entidades que poseen el “aliento de vida”, fueron puestos aquí para embellecer, nutrir, sostener, y complementar la existencia de Adán y su posteridad tanto por tiempo como por eternidad, mientras aquellos que no poseen este don, existen por razones positivas y negativas, y son de duración mortal solamente y no conocerán una resurrección.

Segundo: Sobre las formas vivientes de existencia eterna el Señor se refiere a ellas en frases como “y todas las cosas que yo había hecho quedaron terminadas; y yo, Dios, vi que eran buenas;” llamándole buenas y muy buenas a las cosas que él había creado. ¿Todas estas cosas eran buenas comparadas con qué? Podría ser una conclusión que estaban presente sobre la tierra plantas y animales que no eran dignos de ser llamados buenos porque ellos no fueron creados por Dios, y por tanto, ellos no poseyeron el aliento de vida. Un ejemplo de esto son las espinas y cardos producidos por la tierra después de la caída los cuales no fueron parte de la creación original (Gén. 3:17-18). Lo mismo se infiere de la declaración “Ahora bien, la serpiente era más astuta que cualquiera de las bestias del campo que yo, Dios el Señor, había hecho.” Y en su posterior condenación “maldita serás sobre todo el ganado y sobre toda bestia del campo que yo, Dios el Señor, he hecho,”  (TJS Gén. 3:20). Al no clasificar la serpiente como la la más astuta entre las bestias del campo que Dios había hecho, y por maldecirla sobre aquellas las cuales Dios hizo, las escrituras sugieren que la serpiente fue un ser distinto de aquellas formas de vida dotanas del “aliento de vida”. Quizás esta fue la razón por la que se permitió a la serpiente tentar a Eva, ya que en este punto las creaciones de Dios eran buenas y no pudieron haber hecho algo así.

Tercero: Tal ves los puntos anteriores se comprendan mejor al considerar elementos vivos independientes. Pensemos en los trasplantes de órganos, como corazón, riñones, sangre, piel, etc.  Estos son tomados de seres vivos o muertos, y estos órganos y sus células siguen viviendo totalmente independientes del huésped original hasta quedar en un nuevo cuerpo. El órgano trasplantado no mantiene un espíritu del huésped anterior, sino vive lo que sus células vivan. Nosotros tenemos estos dos niveles de existencia en nuestras vidas; la vida que produce el espíritu, que al retirarse produce la muerte pero que es eterno y que se asociará con un cuerpo de características distintas al resucitar, y la vida de la célula que nace y muere en este mundo. Así  hay seres y formas de vida a las cuales Dios dotó de un “aliento de vida”, y aquellas las cuales, como las espinas y los cardos producidos por la madre tierra en un mundo “soliario y triste” después de la caída, son el producto de la tierra y no son más que extensiones de ella así como el cabello, las uñas, la piel son extensiones nuestras, que tienen vida propia. Aunque son capaces de continuar funcionales por un tiempo independiente del cuerpo, ellos son individuos, no almas vivientes, y sólo son importantes al estar asociados a un huésped.

Conociendo sobre la tierra, como nosotros lo hacemos, sobre su estado de ser vivientes, su capacidad de producir vida, y su futura celestialización, y una existencia eterna, no debe sorprendernos si nuestro planeta fue capaz de producir vida de varios tipos.

También se puede inferir que animales como dinosaurios que vivieron 15 millones de años atrás y plantas y otros seres tuvieron una existencia relacionada con la tierra, y no tuvieron relación con las criaturas a las cuales Dios llamó “buenas” . No fue necesario que entraran en el arca cada animal del planeta, porque no fue la intención de dios matar a todos los animales del planeta, Noé no subió al arca ningún tipo de pez, y esto puede explicar además la existencia de animales autóctonos en zonas como Australia, Madagascar, Galápagos, etc.

Esta visión representa sólo otro enfoque sobre el diluvio bíblico. No lo doy como mi doctrina, pero sí puede dar una respuesta más real a preguntas difíciles sobre un aspecto histórico para nosotros, pero algo totalmente alegórico para quienes necesitan hechos e historia. Sólo espero que estas palabras más vuestra propia inspiración encuentren una mayor comprensión de las palabras de los profetas antiguos como modernos.

11 comentarios:

Giordano Nobles dijo...

Muy buen punto de vista, utilizando las escrituras necesarias.
Creo que parte de lo que expones podría utilizarse para aclarar algunos puntos de la teoría evolucionista, el origen del hombre y la existencia de dinosaurios y otros animales.
Aunque he pensado un poco en este tema, aún no le he dedicado el tiempo suficiente para hacer una publicación y responder la pregunta: ¿sólo Dios puede realizar la encarnación, es decir, dotar a un espíritu de un cuerpo? Creo que de acuerdo a lo que has expuesto, para que haya vida necesariamente no tiene que haber un espíritu, es decir, un aliento de vida para convertirse en alma viviente, y si sólo Dios puede hacer esto último, incluso se podría en otras, que la vida se puede generar sin la intervención de Dios.

Saludos. Muy buena publicación.

http://evangeliosud.blogspot.com

Yul Oyarzabal dijo...

hasta cierto punto concuerdo en tus comentarios pero , me surgen unas preguntas?, estas sugiriendo que hay animales u insectos que estan vivos pero no tienen un espiritu? , Dios no creo todo ser viviente?, el aliento de vida es diferente al Espiritu?, propones que hay seres vivientes que no experimentaran la resurreccion?, si me acuerdo de otras te digo.

Saludos


http://elhijoahman.blogspot.com/

Orin Porter Rockwell dijo...

Básicamente es un sí a todas tus preguntas, aunque el aliento de vida está relacionado con el espíritu.
Personalmente no puedo creer en la resurrección de las ratas, las pulgas, cucarachas, moscas, etc.
Cuando las escrituras hablan que Dios creo todo "ser viviente" es porque está haciendo una diferencia de otros seres que aunque viven no reciben ese nombre. Estos no tienen un espíritu, no resucitarán y son parte de la tierra. Reconozco que no hay clase donde se enseñe esto, pero bueno, para eso son los blogs, para exponer lo que uno cree...

Yul Oyarzabal dijo...

Varias autoridades Generales, entre ellas Bruce R McConkie enseñaron que todas las formas de vida, animales aves y peces resucitaran.

Saludos

Orin Porter Rockwell dijo...

Cómo tú sabes, la fuente de las AG debe ser las escrituras, ellas no son fuentes en si mismas.
Yo creo que todo lo que Dios creó y les dio el aliento de vida resucitarán.

Yul Oyarzabal dijo...

si, es logico que a lo que Dios le dio el aliento de vida resucitaran, pero que es el aliento de vida?

Orin Porter Rockwell dijo...

Yul, Cómo saber lo que es el aliento de vida? simplemente me da la impresión que el aliento de vida es un elemento literario abundante en las escrituras para diferenciar a los animales y criaturas creadas por Dios con un espíritu y de carácter eterno, de los que no tiene estas cualidades.

Romero dijo...

Me parece un muy interesante punto de vista. En lo particular pienso que es posible el hecho de seres vivos sin aliento de vida, pero creo que surgieron despues de la caída (hablando de esta tierra), con la maldicion de la tierra (moises 4:24). hay bichos que llegan a ser cardos y espinos para nosotros. Me llama la curiosidad lo que dijo Joseph F. Smith: "Tengo unas pocas palabras que agregar a lo que ya se ha dicho con respecto al
derranñento de sangre y a la destrucción de la vida. Pienso que toda alma debiera
estar movida por los sentimientos de que se ha hablado, sin excluir de ellos a
nuestros inocentes pajarillos, los cuales, si al caso vamos, cuidan nuestros campos y
sembrados de los bichos dañinos, siendo estos, en verdad, enemigos de los
agricultores y de la humanidad misma."
Defiende a los pajarillos, pero de alguna manera me parece que condena a esos bichos que llegan a ser cardos y espinos para los agricultores y la humanidad. por lo que a veces he pensado que pudieron ser frutos de la tecnologia de la evolucion.
Otros ejemplos:
Los humanos creamos robots y de seguro hay maneras de crear tipos de "robots" con tecnologia bioquímica. Que hay de los clones? sinceramente me parece muy difícil que el Señor apruebe un espíritu o su aliento de vida en un ser así. Tal vez por eso no logran perfeccionarlos y mueren rapido(solo es mi pensamiento). Gracias por tomar en cuenta este comentario personal. Por favor corrijanme si en algo estoy mal.

Roberto dijo...

Muy buena la cita, y se puede desprender un vínculo a esta idea.
No hay nada que corregir pues sobre un tema como este solo podemos compartir opiniones, y todas son válidas.
El tema de los clones es muy atractivo, y comparto el hecho que si Dios no lo ha dispuesto no debe enviar un espíritu a un cuerpo creado por el hombre.
Hay un tema que no toqué, pero se relaciona mucho, es sobre los fósiles, los cuales son resto de la historia de la tierra que han quedado para que sepamos que hubo vida miles de años antes de Adán. Pero no parece ser que las escrituras nos hablen de ellos porque no forman parte de la creación de Dios para nosotros. Posiblemente sí son obra de Dios pero no del tipo en que el hombre (Su simiente)se enseñoree de ellos.
Gracias por tu valioso comentario.

La Rozza dijo...

como es posible que halla tantas especies en ecosistemas correspondientes?, si, como un oso polar en el polo norte y los pinguinos del polo sur. Asi como varios animales de Africa y el mundo.
Si cambias de lugar una de estas especies quizá se adapte, otros tal vez mueran porque no estan adaptados a estar en otro medio ambiente. Se sabe que cada animal está donde corresponde cada uno en su ecositema. Creo en el arca pero surge esta interrogante.

jesus beltran dijo...

Muy interesante pero seria mucho mejor fundamentarlo con doctrina oficial a un que se que hay muchas cosas que el señor no ha revelado es mejor que especular.