viernes, 10 de septiembre de 2010

El ojo que todo lo ve

 


Este es un emblema que corresponde su utilización en algunos templos mormones solamente; como en el de Salt Lake City (al este y al oeste, y en el cuarto del jardín), Manti, en el antiguo de Navoo,  aunque también se observa en el tabernáculo mormón de Saint George. Su presencia en estos lugares sagrados se relaciona con la dedicación del templo de Jehová edificado por el rey  Salomón, donde Dios promete que estarán Sus ojos todos los días (1 Reyes 8:29; 9:3).  Uno de los importantes atributos de Dios es su capacidad de ver y conocer todas las cosas, y que nadie podrá burlarlo (DyC 88:41; 130:7).  
Una de las características de este ojo es que se desprende de él rayos de luz, indicando que la vista de Dios está llena de luz y comprende todas las cosas (DyC 88:67). También se observa que es un ojo derecho que está observando tras un velo. Esto nos señala que aunque un velo separa nuestro mundo del mundo celestial Dios nos observa con atención y cuidado (DyC 38:7-8). El salmista dijo: ‘Desde los cielos miró Jehová; vio a todos los hijos de los hombres. Desde el lugar de su morada miró sobre todos los habitantes de la tierra. He aquí, el ojo de Jehová está sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia’ (Salmos 33:13,14,18).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo una pregunta. El ojo que todo lo ve esta en alguna puerta en el interior del templo?