martes, 15 de mayo de 2012

Las Planchas de Bronce - Registro Egipcio



El Libro de Mormón nos enseña desde el comienzo el enorme valor que tienen los registros sagrados a los que llamamos “escrituras”, y comienza con la misión de los hijos de Lehi de recuperación de las Planchas de Bronce que estaban en poder del poderoso y malvado Labán[1].

Nefi siendo joven, al igual que sus hermanos, parecen no leer este registro que casi les costó la vida, durante su trayecto de tres días de regreso a la tienda de su padre. La no lectura de las Planchas de Bronce por Nefi y sus hermanos se pudo haber debido a su desconocimiento del lenguaje en el cual se encontraba escrito el registro. El rey Benjamín nos enseña que las Planchas de Bronce estaban escritas en Egipcio: “Y también los instruyó con respecto a los anales que estaban grabados sobre las planchas de bronce, diciendo: Hijos míos, quisiera que recordaseis que si no fuera por estas aplanchas, que contienen estos anales y estos mandamientos, habríamos padecido en la ignorancia, aun ahora mismo, no conociendo los misterios de Dios; porque no habría sido posible que nuestro padre Lehi hubiese recordado todas estas cosas para haberlas enseñado a sus hijos, de no haber sido por la ayuda de estas planchas; porque habiendo sido instruido en el idioma de los egipcios, él pudo leer estos grabados y enseñarlos a sus hijos, para que así éstos los enseñaran a sus hijos, y de este modo cumplieran los mandamientos de Dios, aun hasta el tiempo actual”[2].

Al parecer Lehi era el único que podía entonces leer egipcio y por eso Nefi registra el comentario de su padre cuando recibe estas planchas[3]. Alguien dirá que Nefi sabía egipcio por lo que está escrito en 1 Nefi 1:2 pero Nefi comienza a escribir mucho más tarde de su salida de Jerusalén. Lehi pudo haberle enseñado a Nefi sobre el lenguaje egipcio en el desierto de tal forma que Nefi se constituyó en maestro espiritual, de la misma forma que cada guardián de las planchas hasta Moroni debió conocer este lenguaje para interpretar su contenido.

Lehi debió conocer el idioma egipcio posiblemente por razones comerciales, siendo él un hombre altamente rico, emparentado con Labán que tenía cincuenta hombres armados protegiéndoles, tenía los recursos y la formación para conocer y manejar este idioma de una nación altamente influyente en palestina por cientos de años. John Gee abordó este tema extensamente en una de las Conferencias del Fair, sobre la gran influencia egipcia en Israel[4].

“Se debe recordar que Egipto era entonces el mayor y el principal en nivel de vida. En arquitectura, en astronomía, en comercio y en gobierno, su pueblo resaltaba. Lehi pudo leer lo que estaba grabado sobre las Planchas de Bronce. Él no fue forzado a dejar sólo a lo que la memoria le pudiese recordar sobre aquellas cosas que habían sido escritas concernientes a la obra de Dios; ni fue compelido a basarse en rumores”[5].

Por el mismo motivo que se decidió escribir las planchas del Libro de Mormón en Egipcio reformado, porque era más compacto, pudo haber sido la causa de escribir en egipcio las Planchas de Bronce, suponiendo que, al igual que el Libro de Mormón que fue escrito al final de la historia nefita, fue escrito en una época cercana a Lehi copiando los registros que tenían los judíos.

Algunos sostienen que están escritas desde la época de Moisés, quien fue formado por 40 años por los egipcios, estando escrito en egipcio los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, y que pudo haberse escrito en hebreo las profecías e historia más moderna de los judíos[6]. No parece razonable que los escritos de Isaías o Jeremías estuviesen registrados en egipcio, pues ellos profetizaron en hebreo, excepto que hubiesen querido condensarlas en un espacio menor y más costoso como las planchas de Bronce.

No parece casual de ninguna forma que hubiese sido elegido Lehi junto con su familia para llegar a una nueva tierra con registros escritos en egipcio que les permitiera transmitir las palabras del Señor al pueblo hebreo para que conocieran los convenios de Dios con Su pueblo.


________________________________________

[1]1 Nefi 3
[2] Mosíah 1:3-4
[3]1 Nefi 5:10-15
[4] Egyptian Influence in Ancient Israel, John Gee, Conferencia FAIR 2011
[5] COMMENTARY ON THE BOOK OF MORMON, VOL. 2 by Janne M. Sjodahl, George Reynolds
[6] POWER OF THE WORD: SAVING DOCTRINES FROM THE BOOK OF MORMON by Robert L. Millet




Roberto

viernes, 20 de abril de 2012

Primer osario cristiano



Hace más de un mes, a comienzos de Marzo de 2012, fue hallado un osario en Jerusalén, descubrimiento que fue informado por James Talbor, profesor de Estudios Religiosos de la Universidad de Carolina del Norte.

Lo destacable y singular de este descubrimiento es que este osario sería el descubrimiento arqueológico de la evidencia más antigua del cristianismo en tiempos de Jesús. Las otras evidencias antiguas corresponden a catacumbas en Roma, varios años después.

Este osario correspondería a un periodo anterior del año 70 d.C. porque después de ese año, en que Tito comandó la destrucción de Jerusalén por los ejércitos romanos, no volvieron a enterrarse muertos en osarios en esta zona.


El osario está construido en piedra y tiene dos rosetas bien esculpidas, un texto y un dibujo. El texto, según Talbor es griego y quiere decir “Dios que resucitó a alguien”, la cual es una pista para considerarlo cristiano, pero la segunda pista es más llamativa, la cual es un dibujo de un gran pez, aludiendo con esta iconografía al pez que tragó a Jonás por tres día (Jonás 1:17), siendo esta una alusión a la muerte, sepultura y resurrección del Señor (Mateo 12:40).

De confirmarse este hallazgo por la comunidad arqueológica, será una gran fuente de información muy valiosa.  Algo digno de destacar es la ausencia de cruces, demostrando que no era un símbolo cristiano en esta época, sin embargo sí lo era el pez, por lo de Jonás, además que los primeros cristianos formaron un anagrama con este pez, que en griego es llamado ICTVS = pez, convirtiendo cada letra en la primera letra de una frase llena de significado: “"Iesous Xristos Theos Vios Soter" o sea Jesus Christus Dei Filius Salvator (Jesucristo hijo de Dios y Salvador).


Lo que para mí resulta muy significativo es el hecho de la creencia en la resurrección literal del Señor, no espiritual meramente, tanto como el relato bíblico, la inscripción de un pez relacionado con la resurrección del Señor, en un osario, donde se guardaban los huesos del difunto, era un signo de esperanza en la resurrección de esos huesos que se cubrirían con carne en un futuro. Aunque seamos muchos los cristianos, no son tantos los que creen en una resurrección literal del Hijo de Dios, como es aceptado por la doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.



domingo, 15 de abril de 2012

Símbolos Mormones

Cada símbolo es una invitación a meditar y reflexionar sobre el significado más profundo de alguna verdad. El lenguaje preferido por Dios para enseñarnos sobre la eternidad y como conducirnos hacia ella, ha sido desde siempre a través del uso de símbolos, como un lenguaje universal para transmitir sus pensamientos.


Les dejo este libro con la descripción de más de doscientos símbolos relacionados con las escrituras, y muchos de ellos sólo de uso por parte de los Santos de los Últimos Días.

Espero que lo disfruten y compartan. Después de leerlo deja tu comentario.

Descargar

Leer

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.
Comprar 

jueves, 12 de abril de 2012

Relatos de La Cueva de Cumorah


El famoso relato de “la Cueva” parecía tener un único narrador (Brigham Young), pero encontré un artículo de Cameron J. Packer donde recopiló diez testimonios sobre La Cueva, aunque de segunda mano.

Como me carga traducir, no pongo acá todo el artículo, sino los 10 testimonio que dan mayor luz a este relato extraordinario.


1. William Horne Dame Diary, 14 enero 1855

Un discurso dado en una reunión por W. W. Phelps. Él relacionó una historia contada a él por Hyrum Smith la cual fue como sigue a continuación: José, Hyrum, Cowdery y Whitmer fueron al cerro Cumorah. Al estar subiendo la colina, una puerta se abrió y entraron a una habitación de 16 pies cuadrados. En esa sala había un ángel y un tronco. Sobre ese tronco estaba un libro de Mormón y planchas de oro, la espada de Labán, el pectoral de Aarón.



2. Heber C. Kimball, Journal of Discourses, 28 Septiembre 1856

En respuesta a una declaración del hermano Mills sobre las carretas de mano, Heber C. Kimball dijo:

martes, 3 de abril de 2012

Bereshit con transliteración



Les presento esta Biblia en hebreo pero con la transliteración. Permite un muy amigable aprendizaje para quienes le interese el hebreo, pues trae unos versículos en español y después los mismos versículos en alfabeto hebreo y su transliteración.
Personalmente considero que saber algo de hebreo ayuda bastante al estudio personal de las escrituras para cualquier mormón.
Esta Biblia es de licencia gratis, así que en este caso no estoy pirateando...

En realidad no es toda la Biblia, sino el Bereshit o Génesis.


Descargar

sábado, 17 de marzo de 2012

¿Dios castiga a sus hijos?




Quizás, con el fin de destacar la bondad de Dios y sus atributos de misericordia, muchas veces oímos decir que Dios no castiga a los desobedientes, si no que las cosas malas que les sobrevienen a los que no guardan sus mandamientos son consecuencias naturales y obvias de sus propios hechos y Dios no tomó parte de su desgracia.
Tal punto de vista es bien popular en la Iglesia, sin embargo parece sostenerse porque se consideraría un defecto en Dios ser castigador, no sería un atributo divino para algunos, porque suponen que ser un “Dios de amor” va en contra de castigar a sus hijos.
No resulta fácil demostrar tal posición con las escrituras, más bien éstas enseñan claramente una posición opuesta a esta creencia. Podemos encontrar abundantes citas demostrando que existen los castigos divinos y que estos no son sólo consecuencias naturales de malos hechos, si no que forman parte del atributo de justicia de Dios así como de misericordia.

Casos de Castigos Divinos
Hay casos simples en las escrituras de cómo Dios envía castigos. Los motivos son diversos, a veces se les llama venganza, ira, etc. pero son sólo referencia a la justicia de Dios. algunos casos emblemáticos son: 
  • Los castigos sobre Caín,
  • El diluvio sobre todo el mundo que mató a toda la humanidad excepto a ocho personas ¿Podría ser esas muertes una consecuencia natural de mala conducta?
  • Las plagas enviadas sobre Egipto.
  • Cuando se abrió la tierra y se tragó a los rebeldes que murmuraban contra Moisés (Números 16:32).
  • La muerte de Ananías y Safira por no entregar una consagración completa (Hechos 5:1-10).
  • La mudez sobre Korihor (Alma 30:50).
  
Claramente en estos ejemplos, y en muchos más, se manifiesta que corresponden a la justicia de Dios que castiga a los rebeldes con gran destrucción. Los castigos corresponden a la consecuencia de la desobediencia a la ley de la misma forma que las bendiciones son el resultado de obedecer la ley sobre la cual se basa esa bendición. Leemos en el Libro de Mormón:
Y ¿cómo podría el hombre arrepentirse, a menos que pecara? ¿cómo podría pecar, si no hubiese ley? y ¿cómo podría haber una ley sin que hubiese un castigo? Mas se fijó un castigo, y se dio una ley justa, la cual trajo el remordimiento de conciencia al hombre. Ahora bien, de no haberse dado una ley de que el hombre que asesina debe morir, ¿tendría miedo de morir si matase? Y también, si no hubiese ninguna ley contra el pecado, los hombres no tendrían miedo de pecar. Y si no se hubiese dado ninguna ley, ¿qué podría hacer la justicia si los hombres pecasen? ¿o la misericordia? Pues no tendrían derecho a reclamar al hombre. Mas se ha dado una ley, y se ha fijado un castigo, y se ha concedido un arrepentimiento, el cual la misericordia reclama; de otro modo, la justicia reclama al ser humano y ejecuta la ley, y la ley impone el castigo; pues de no ser así, las obras de la justicia serían destruidas, y Dios dejaría de ser Dios. (Alma 42:17-22)

En estos versículos nos explica la naturaleza del castigo el cual es establecido desde el principio por ser parte indispensable de la ley, la cual se requiere para que exista justicia, requisito para la existencia de Dios.
El castigo también está relacionado con la misericordia, no sólo con la justicia, ya que permite estar en un estado que induce al arrepentimiento que provoca un cambio de conducta y progreso. Encontramos en Doctrina y Convenios:
De cierto, así dice el Señor a vosotros a quienes amo, y a los que amo también disciplino para que les sean perdonados sus pecados, porque con el castigo preparo un medio para librarlos de la tentación en todas las cosas, y yo os he amado. (D&C 95:1)
 
En este versículo el Señor nos enseña que sus castigos cumplen la función de disciplinar, acto que Dios hace con el pueblo a quien ama. Y como consecuencia de la disciplina se puede escapar de la tentación y recibir el perdón de pecados permanente.

Conclusión
Sin duda un comportamiento incorrecto trae por sí mismo, muchas veces, consecuencias indeseables sobre quien no vive los mandamientos. Pero una cosa no quita la otra, además de las consecuencias propias de una elección equivocada existen los designios de Dios ante la violación de una ley. El que Dios castigue a sus hijos es un acto para disciplinarlos y llamarlos al arrepentimiento y no es un acto de un Dios vengativo e intolerante.



Roberto
estudiosud.blogspot.com

martes, 13 de marzo de 2012

La parte Sellada del Libro de Mormón


El Rey Mosíah I interpretando la escritura de la piedra

El objetivo de este artículo es establecer que la parte sellada de las Planchas de Oro que tuvo en su poder José Smith, corresponde al registro de las visiones y experiencia que tuvo el hermano de Jared cuando estuvo ante el Señor y fue ministrado por él, encontrándose estas visiones en un tercer registro distinto a la piedra y las 24 planchas de encontró el grupo de expedición enviado por el rey Limhi.


Los registros jareditas 
  • La primera mención que se hace de un registro jaredita es sobre el hallazgo de una piedra con grabados y escritura que fue llevada y traducida por el rey Mosíah, el padre del rey Benjamín. Mosíah I tradujo esta escritura por el don y poder de Dios descubriendo que contenía la historia de Coriántumr y su pueblo aniquilado e información sobe sus padres. 
Y acaeció que en los días de Mosíah, se le trajo una piedra grande con grabados; y él interpretó los grabados por el don y poder de Dios.
Y relataban la historia de un tal Coriántumr y la matanza de su pueblo. Y el pueblo de Zarahemla descubrió a Coriántumr; y vivió con ellos por el término de nueve lunas.
También relataban algunas palabras acerca de los padres de Coriántumr. Y sus primeros padres vinieron de la torre, en la ocasión en que el Señor confundió el lenguaje del pueblo; y el rigor del Señor cayó sobre ellos, de acuerdo con sus juicios, que son justos; y sus huesos se hallan esparcidos en la tierra del norte. (Omni 1:20-22). 
  • Al enviar el rey Limhi un grupo de expedición para encontrar la tierra de Zarahemla, este grupo encontró 24 planchas de oro entre los restos de un pueblo destruido (Mosíah 21:25-27). Mosíah II, el hijo del rey Benjamín, tradujo estas planchas por el don y poder de Dios (Mosíah 28:11-13). Moroni compendió el contenido de estas 24 planchas y lo llamamos el Libro de Éter (Éter 1:2), el cual no contiene ni la centésima parte del contenido original.
  • Existe una tercera escritura jaredita que poseían los nefitas pero que no aparece explícita en el Libro de Mormón, pero se puede desprender de diferentes pistas que nos entrega este libro. El contenido de este tercer registro sería lo que se encuentra sellado en las planchas de oro de las cuales se tradujo el Libro de Mormón.

El tercer registro

Tanto la piedra que le fue llevada a Mosíah I como las 24 planchas que le llevaron a Mosíah II, fueron traducidas y escrita su traducción. Sin embargo la visión y experiencia que tuvo el Hermano de Jared en el monte con el Señor fue por primera vez manifestada posterior a la resurrección del Señor. En Éter 3:21-22 leemos 
Y sucedió que el Señor dijo al Hermano de Jared: He aquí, no permitirás que vayan al mundo estas cosas que has visto y oído, sino hasta que llegue el tiempo en que he de glorificar mi nombre en la carne; de modo que guardarás las cosas que has visto y oído, y no las manifestarás a ningún hombre. Y he aquí, cuando vengas a mí, las escribirás y las sellarás a fin de que nadie pueda interpretarlas; porque las escribirás en un lenguaje que no se podrá leer.
El Señor le manda al Hermano de Jared no mostrárselas a “ningún hombre”, e inclusive no debe escribirlas de inmediato y guardarlas, sino debe escribirlas un poco antes de morir “cuando vengas a mí”.

En el versículo 23 se indica que se le entregaron dos piedras (Urim y Tumim) para la traducción de ese registro y que debía sellarse junto con las cosas que escribiera y no debían ser vistas por nadie. Esto supone que fueron enterradas y ocultas, como nos dice Éter 4:3 mostrándonos que Moroni las ocultaría en tierra “otra vez”.

El que este registro halla estado oculto en tierra confirma que no era parte de las 24 planchas que “encontró” la expedición enviada por Limhi, ellos la deben haber encontrado en la superficie en algún lugar donde Éter quiso dejarlas para que fueran halladas, porque no era la función de ellos hacer excavaciones buscando registros o tesoros. La forma curiosa como este grupo encontró las 24 planchas nos recuerda la forma curiosa también en que José Smith obtuvo el Libro de Abraham.


Contenido de la parte sellada

Leemos en 2 Nefi 27:6-11 
Y acontecerá que el Señor Dios os manifestará las palabras de un libro; y serán las palabras de los que han dormido. Y he aquí, el libro estará sellado; y en él habrá una revelación de Dios, desde el principio del mundo, hasta su fin. Por lo tanto, a causa de las cosas que están selladas, no se entregarán estas cosas selladas en el día de las maldades y abominaciones del pueblo. Por tanto, les será retenido el libro; mas el libro será entregado a un ahombre, y él entregará las palabras del libro, que son las palabras de aquellos que han dormido en el polvo, y entregará estas palabras a otro; mas no entregará las palabras que están selladas, ni tampoco entregará el libro. Porque el libro será sellado por el poder de Dios, y la revelación que fue sellada se guardará en el libro hasta que llegue el propio y debido tiempo del Señor en que aparezcan; porque he aquí, revelan todas las cosas desde la fundación del mundo hasta su fin. Y vendrá el día en que las palabras del libro, que fueron selladas, se leerán desde los techos de las casas; y serán leídas por el poder de Cristo, y se revelarán a los hijos de los hombres todas las cosas jamás habidas entre ellos, y cuantas habrá aun hasta el fin de la tierra.
 
En estos versículos se nos enseñan varias cosas, principalmente que la parte sellada contiene “una” revelación, o “la” revelación. Y el contenido de esta revelación es “todas las cosas desde la fundación del mundo hasta su fin”.
Moroni nos dice sobre la visión del Hermano de Jared “jamás se manifestaron cosas mayores que las que le fueron mostradas al hermano de Jared” (Éter 4:4), pero no nos dice que nadie más tuvo esta visión, sino que no hay visión mayor que ésta. Esta visión se le ha mostrado a muchos grandes profetas pero a algunos se les ha mandado no escribir nada, y a otros escribir una parte solamente, como a Juan, Nefi, Daniel, etc.
Debe ser una revelación extensa porque abarca desde el inicio hasta el fin de la tierra, debe ser aproximadamente el doble de extenso que el Libro de Mormón, la mayoría de los testimonios concuerdan que la parte sellada eran dos tercios de las planchas de oro.
Por D&C 17:1 aprendemos que el Urim y Tumim entregado a José Smith era el mismo que se preparó para acompañar la visión sellada del hermano de Jared. Recordemos que Moroni enterró la visión del Hermano de Jared con sus piedras (Éter 4:3), las piedras no debían separarse de la visión del Hermano de Jared porque fueron creadas para ese fin, aunque sirvieron para traducir el Libro de Mormón también se utilizarán en la traducción final del registro cuando Dios lo considere apropiado.
No sabemos cómo Mosíah I obtuvo este registro, pero él tradujo la piedra con el “don y poder de Dios”, frase que se utiliza en vez de Urim y Tumim en muchas partes. Cuando Ammón le dice al rey Limhi que Mosíah II podía traducir las 24 planchas que habían encontrado, Ammón dice que Mosíah II “tiene algo con lo que puede mirar y traducir todos los anales que son de fecha antigua; y es un don de Dios. Y las cosas se llaman intérpretes” (Mosíah 8:13). Hay quienes consideren factible que Mosíah I haya sido visitado personalmente por Éter, ya que Éter como último profeta y registrador de su pueblo y dispensación tenía las llaves de esos registros, así como Moroni tenía las llaves de los anales Nefitas (D&C 27:5). Además Éter fue contemporáneo de Coriantumr que vivió sus últimos días en Zarahemla, lo que habría permitido que Éter en vida conociera a Mosíah y le pudiese transferir las llaves que tenía. Si no fue en vida pudo como ser trasladado, ese pudo ser el motivo porque Moroni incluyó la siguiente información:
Y las últimas palabras que Éter escribió son éstas: Si el Señor quiere que yo sea trasladado, o que sufra la voluntad del Señor en la carne, no importa, con tal que yo me salve en el reino de Dios. Amén. (Éter 15:34).

Tarde o temprano tendremos este registro, pero al parecer se requiere rectitud en la tierra para que sea revelado. Cuando Cristo vino a los nefitas se creo un periodo de paz aceptable para su traducción, pero nosotros no veremos ese hambiente hasta que comience el Milenio y Cristo reine. Mientras tanto hay mucho que estudiar y aprender del Libro de Mormón para no tener que sentir que nos falta escritura, el Señor sabrá cuando revelarla.



Roberto
estudiosud.blogspot.com

sábado, 25 de febrero de 2012

El Pensamiento Mormón sobre la Madre Celestial


Eliza R Snow escritora del himno Oh Mi Padre

Hay ciertas doctrinas mormonas que curiosamente se tratan en forma especial en los manuales, o simplemente no se tratan, y a veces nos entra la duda si será o no doctrina mormona oficial de la Iglesia. Una de ellas es la doctrina de la Madre Celestial, que debemos reconocer que su existencia explícita no nos enseñan las escrituras, ni la Biblia, ni el resto de los Libros Canónicos. La existencia de Ella es inferida por otras doctrinas y escrituras que permiten que sea una idea razonable en el pensamiento mormón.

La doctrina mormona del progreso eterno que establece que el ser humano es co-eterno con Dios, desde un origen pre espiritual con potencial de llegar a convertirse en dioses, siendo requisito imprescindible el tener un matrimonio eterno (D&C 131), sellado en un templo por el poder del sacerdocio; nos hace deducir que Dios siguió ese camino, realizando esta ordenanza por sí mismo cuando estuvo en su estado probatorio.


Inicio de la doctrina
En el famoso discurso de José Smith en los funerales de King Follett dijo:

¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado, y está sentado sobre su trono allá en los cielos! . . . El primer principio del evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios, y saber que podemos conversar con Él como un hombre conversa con otro, y que en un tiempo fue hombre como nosotros; sí, que Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre una tierra, como Jesucristo mismo lo hizo; y voy a probarlo por medio de la Biblia. (Enseñanzas del Profeta José Smith pág. 192).
Si razonamos que pudo Dios haber tenido las mismas leyes para lograr la exaltación, podríamos entender que siguió los mismos mandamientos nuestros, como el del matrimonio:

En la gloria celestial hay tres cielos o grados; y para alcanzar el más alto, el hombre tiene que entrar en este orden del sacerdocio [es decir, el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio]; y si no lo hace, no puede alcanzarlo. Podrá entrar en el otro, pero ése es el límite de su reino; no puede tener progenie. (D&C 131:1-4)
Cuando leemos Génesis 1:27Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”, entendemos que así como el hombre al casarse con la mujer por decreto divino llegan ser “una sola carne”, Dios y su esposa también son uno y que “a imagen de Dios” significa Elohim y Su esposa, de otra forma Elohim sería masculino y femenino.

Según cuenta la historia, José Smith le enseñó este principio a Eliza R. Snow, una mujer muy talentosa al inicio del mormonismo, quien con sus dones de poetiza lo hizo verso y se convirtió en un himno que hasta el día de hoy es de los más cantados en las congregaciones mormonas, siendo llamado originalmente Padres en el Cielo, y hoy conocido como Oh Mi Padre (Himno 187), que dice:

¿Hay en los cielos padres solos?

Clara la verdad está;

la verdad eterna muestra:

madre hay también allá..

Citas oficiales
Hasta 1909 no hubo citas de la Primera Presidencia sobre la Madre Celestial, hasta que Joseph F. Smith y sus consejeros publicaron un artículo sobre la Evolución (Anti-Darwin) llamado El Origen del Hombre, aquí dejo un par de citas de ese artículo que lo pueden encontrar en el manual de Mi Reino se Extenderá páginas 76-78:

lunes, 20 de febrero de 2012

Los Rollos del Templo - Qumram



El Rollo del Templo es uno de los documentos más interesantes y bien preservados que se hallaron en Qumran, y que pertenece a los rollos del mar muerto. Como mormón ha sido uno de los textos que siempre he querido leer al ser muy citado por los diferentes autores mormones sobre temas del templo, siempre hacen referencia de él y nunca ha estado a mano.

Como una muestra, algunos de los autores mormones y sus obras donde citan el Rollo del Templo:

miércoles, 15 de febrero de 2012

¿Las Escrituras tienen todas las respuestas?



Hay algunas frases que suenan bien, pero que no se acercan a la verdad. Se acercan al pensamiento mormón pero en el fondo sabemos que no son ciertas. Una de ellas es que “Todas las respuestas a nuestras preguntas se encuentran en las Escrituras”. A veces esto se suaviza con una "mayoría de respuestas" y no "todas las respuestas", pero aunque suene bien y parezca que da valor a las escrituras, es falsa esta frase. Esto no le quita valor a las escrituras, aunque ellas no tengan todas las respuestas, la función se ellas es conducirnos a la fuente de la verdad, nos enseñan cómo obtener las respuestas a las dudas que tenemos.

Los mormones tenemos profetas vivientes y el don del Espíritu Santo, precisamente porque todas las respuestas no se encuentran en las Escrituras. José Smith leyó la Biblia, pero tenía una pregunta que no pudo ser respondida por las Escrituras - "¿cuál de todas las iglesias estaba en lo cierto?" Lo que encontramos en las Escrituras es la forma en que podía obtener una respuesta, por tanto le pidió a Dios en la oración. Las escrituras guiaron a José a su respuesta, pero Dios proveyó la respuesta. Así es como debe ser en nuestras propias vidas - que buscan el conocimiento de las Escrituras, pero la mejor orientación proviene de los profetas vivientes y del Espíritu Santo. Las Escrituras son una gran fuente de impulso hacia la revelación personal.

Sabiendo que las Escrituras, de hecho, no tienen todas las respuestas no disminuye la importancia de ellas, por el contrario, aumenta su importancia como fuente de sentido, pero a las escrituras se les da un mayor poder por los profetas y por el Espíritu. Para los mormones las Escrituras no estaban destinadas a ser un canon cerrado de la suma de las enseñanzas de Dios para nosotros. La revelación personal y la revelación continua son vitales en nuestras vidas.


Por Roberto
estudiosud.blogspot.com

martes, 31 de enero de 2012

La necesidad de la traducción de José Smith de la Biblia

José Smith y Sidney Rigdon dedicados a la traducción.

Todos los mormones conocemos nuestro artículo de fe 8° que dice en parte “Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente”; lo cual confirma nuestro amor y respeto como libro sagrado a la Biblia. También reconoce que este maravilloso libro contiene errores de traducción. Este es el motivo que llevó a José Smith a realizar una traducción tanto al Antiguo como al Nuevo Testamento.

El Señor ya nos advertía en Deut. 4:2 y en Apoc. 22:18-19 sobre quienes tendrían la intención de agregar o quitar partes de los libros sagrados. En Jeremías 36:1-32 se nos enseña cómo el rey destruye escritura que no le agradaba.

No sólo los mormones entendemos que la Biblia tiene errores de traducción, muchos evangélicos y protestantes, y aun católicos lo comprenden, sin que ello signifique un menosprecio a un libro tan sagrado. El problema principal surge al intentar solucionar este problema con una nueva traducción, de esa forma tenemos cientos de traducciones en la actualidad y cada una reclama ser la traducción más fiel, pero las traducciones ¿qué utilizan de fuente? ¿Sabemos quién escribió el manuscrito más antiguo? ¿Lo escribieron los mismos Apóstoles o profetas? ¿Quienes hicieron copias de algún original perdido eran copistas infalibles?

El doctor Ira M. Price (18-56-1939), un erudito muy destacado del ámbito bíblico, no mormón, escribió sobre lo difícil que es hacer un manuscrito de mano en mano:

viernes, 27 de enero de 2012

Perdónalos, porque no saben lo que hacen


Al ser crucificado el Señor, pronunció las palabras célebres “Perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34). Esta frase está llena de gran significado sobre la expiación del Señor, sobre cómo realmente funciona la expiación en nuestras vidas y en las de otros.

El Señor, al pronunciar esta frase, solicita que se perdone a los romanos por ejecutar la orden de crucifixión que le provoca dolor y más adelante la muerte. Siempre hemos entendido que si alguien no conoce la ley no es responsable de no cumplirla.

Muchos ignoran cómo la expiación funciona en determinados casos, inclusive se cree que existen casos en que se perdonan pecados automáticamente, sin necesidad de la expiación, por motivos de las causas que llevaron a esos pecados.

¿Por qué Jesús pide que Dios perdone a alguien que no sabía lo que hacía? ¿Si alguien peca sin saber lo que hace es pecado?

Toda infracción a la ley es pecado, la cometa quien la cometa, adultos que ignoren la ley así como niños pequeños. Lo que realmente sucede es la intervención de Cristo como mediador y abogado para que no se considere esa falta en la vida de esa persona. Su expiación y su sangre derramada pagan el precio no sólo de los arrepentidos, sino también de los que han pecado en ignorancia.

Veamos algunas escrituras:

sábado, 21 de enero de 2012

¿Existe la Doctrina Profunda?


Con cierta frecuencia oímos a personas utilizar el término “doctrina profunda” de formas distintas, unos lo usan para referirse a enseñanzas o doctrinas casi secretas de baja divulgación por parte de la Iglesia; otros utilizan el término con un tono de sarcasmo refiriéndose a un tipo de doctrina que no existe o que no debemos estudiar. Esto me condujo a estudiar sobre la existencia y naturaleza de este controversial término en la cultura mormona.

¿Existe la Doctrina Profunda?

En ninguna parte de las escrituras SUD encontramos este término. ¿Significa esto que no existe? La palabra trinidad tampoco existe en las escrituras mormonas, pero existe una trinidad en los cielos, tampoco en las escrituras aparece ofrenda de ayuno, el velo del olvido, vida preterrenal, libre albedrío, etc. Pero todos esos términos sí existen y son utilizados por todos los miembros de la Iglesia.

Lo curioso es que puse en google "doctrina profunda" y solamente parece estar relacionado con el mormonismo, salía seguido de lds, sud, mormona. Por alguna razón parece que las demás iglesias no usan este término como nosotros.

Posiblemente José Smith fue el primero en usar este término entre los mormones, y nos da algunas pistas sobre su significado:
“Declaro sin temor que he presentado todas las doctrinas profundas en público, y siempre enseño doctrinas más profundas en público que en privado” (EPJS pág. 204)
Los Apóstoles vivos la continúan usando, Elder Holland dijo:
“Fue entonces que Abinadí declaró una profunda doctrina que ya no se encuentra en el Antiguo Testamento ni se relaciona tradicionalmente con la ley de Moisés en la época actual. Habló del papel de Cristo como Padre e Hijo, de la intercesión expiatoria del Hijo con el Padre en favor de la familia humana, de la habilidad de Cristo para introducir la misericordia entre la gente y las demandas de la justicia, de la "generación" de Cristo—refiriéndose a aquellos para quienes la Expiación es plenamente eficaz—y de la resurrección, incluyendo a los merecedores de la primera resurrección” (Cristo y el Nuevo Convenio, página 61).
Ingresé a Gospelink y busqué el término “doctrina profunda” en su buscador, y me aparecieron referencia de varias autoridades, como Bruce R. McConkie, Robert L. Millet (Profesor), y de Neal A. Maxwell, quien tenía más referencias.

Por lo anterior concluyo que la doctrina profunda sí existe en la cultura mormona, pero ¿cuál es su significado?

¿Qué es la Doctrina Profunda?

Para entender el significado de doctrina profunda podemos partir por lo que no es doctrina profunda.

lunes, 16 de enero de 2012

El Edén mormón y el vaso sumerio warka

Vaso Warka

Ofrenda de Maíz a la diosa Inanna en relieve Sumerio


Una de las doctrinas mormonas que nos hacen singulares, es la creencia que tenemos que el Jardín de Edén estuvo en América, en Missouri. Esto va contra la gran mayoría de creyentes que ubican Edén en Mesopotamia, África, o algún lugar lejos de nuestro continente.
Sin embargo, el pensamiento mormón puede verse escuchado y respetado como una posibilidad por los más incrédulos, al considerar los relieves en un vaso de alabastro de más de un metro encontrado en 1940, en una expedición en Irak. Este vaso es conocido como el Vaso o Jarrón de Warka, el cual fue elaborado en el año 3200 aC. Aprox. Este vaso pertenece a la cultura sumeria, época arcaica, según nuestro calendario contemporáneos con Noé y Sem.
Lo relevante para nosotros es la franja con relieves más baja de las cuatro franjas, en ella se observan según varios arqueólogos figuras de “maíz” que se traían como ofrenda a la diosa Eanna o Inanna.

Además de el Vaso de Warka se han encontrado en la misma zona otras piezas como una fuente de piedra con relieves de hojas de maíz.



La gran pregunta sería ¿Cómo llegó el maíz a Mesopotamia? El maíz es autóctono de América. La suposición de que Noé lo transportó en el arca y se cultivó por un tiempo en esa zona no es irrisorio para quienes crean en la Biblia.

No sólo a Mesopotamia llegó el maíz, en la imagen siguiente se ve a una figura de un antiguo templo hindú con lo que parece ser maíz en su mano.



El hecho es que como mormones creemos que en alguna parte de América fue construida el arca y que además de animales transportaba semillas (Génesis 6:21). Este vaso de Warka demostraría que estos alimentos americanos llegaron a Mesopotamia. La idea que la civilización comenzó en América cuadra con este hallazgo y no tengo dudas que seguirán encontrándose evidencia que confirme muchas de las doctrinas mormonas.

Ver:
Wikipedia
Oldcivilizations
http://eca.state.gov/icpp/iraq/fi/00000046.htm
La Fuente Magna como posible escritura jaredita

Roberto
estudiosud.blogspot.com

lunes, 9 de enero de 2012

La Ejecución de Labán por mano de Nefi

Nefi intentando entender por qué debía matar a Labán

El Libro de Mormón comienza con un relato que cautiva al lector, como es la muerte de Labán por la propia mano de Nefi. Este relato atrae por lo difícil que le resulta a Nefi seguir las instrucciones del Espíritu que le manda matar a Labán. Aumenta la dificultad para entender estos sucesos al meditar de qué forma o cómo el Espíritu puede mandar a quitar la vida a otra persona. Las respuestas son variadas, desde que lo que Dios manda siempre es correcto hasta que era el precio que se debía pagar por la obtención de las planchas de bronce. Afortunadamente no existe sólo una respuesta correcta, siendo posible que se la alternativa “todas las anteriores”.

Me interesa considerar una posible respuesta a esta situación al considerar que más que un asesinato cometido por Nefi, es más bien una ejecución, según lo muestra el Libro de Mormón. En las dos oportunidades anteriores en que los hijos de Lehi procuraron la obtención de las planchas, Labán infringe la estricta ley de Moisés de forma muy grave.

Primer intento de la obtención de las planchas de bronce

Lamán le propone a Labán que le entregue las planchas de bronce simplemente, a lo cual Labán en todo su derecho se podía negar, pero actuó muy violentamente tratando de “ladrón” a Lamán e indicando que por tal motivo lo iba a matar.

“Y he aquí, aconteció que Labán se llenó de ira y lo echó de su presencia; y no quiso que él tuviera los anales. Por tanto, le dijo: He aquí, tú eres un ladrón, y te voy a matar” (1 Nefi 3:13).

Primera Falta: Falsa Acusación

Labán debía conocer la ley de Moisés, y la norma en Deuteronomio 19:18-19

“Y los jueces inquirirán bien, y si resulta ser falso aquel testigo que testificó falsamente contra su hermano, entonces le haréis a él como él pensó hacer a su hermano. Así quitarás el mal de en medio de ti.”

Por tanto, esta actuación llena de ira de Labán lo impulsó a faltar a la Ley de tal forma que dio una acusación falsa con el deseo de matar a aquel que acusaba de ladrón, por lo cual le hubiese correspondido ser ejecutado por esta falta.

Segunda Falta: Robo

En el segundo intento van los hermanos con los objetos valiosos que reunieron al volver a su casa para pretender un trueque a Labán por las planchas de Bronce.

“Y aconteció que cuando Labán vio nuestros bienes, y que eran grandes en extremo, él los codició; por lo que nos echó fuera y mandó a sus siervos que nos mataran, a fin de apoderarse de nuestros bienes”(1 Nefi 3:25).

La ley judía, como todas, separa el hurto del robo, por la violencia que está presente en el robo, siendo el hurto de carácter más silencioso y discreto.

“Pero si engendra hijo violento, derramador de sangre, y que hace cualquiera de estas cosas (aunque el padre no ha hecho ninguna de estas cosas), y también come sobre los montes, y viola a la esposa de su prójimo, oprime al pobre y al menesteroso, comete robos, no devuelve la prenda, y alza sus ojos hacia los ídolos, y hace abominación, presta con usura y cobra interés, ¿vivirá éste? No vivirá. Todas estas abominaciones hizo; ciertamente morirá; su sangre será sobre él”(Ezequiel 18:10-13).

Labán practicó esta forma de robo al obligar huir a Nefi y sus hermanos dejando atrás sus riquezas, el Libro de Mormón nos dice:

“Sucedió, pues, que huimos delante de los siervos de Labán, y nos vimos obligados a abandonar nuestros bienes, que cayeron en manos de Labán” (1 Nefi 3:26).
Con esta actuación malévola de Labán selló su triste destino.

Tercera Falta: Intento de homicidio

Fueron dos los intentos de homicidio cometidos por Labán. El primero fue hacia Lamán a quien le dijo “te voy a matar” (1 Nefi 3:13), posiblemente lo intentó con sus propias manos, pero Lamán pudo milagrosamente huir de su peligro. El segundo intento fue cuando mandó a sus hombres matar a Nefi y a sus hermanos cometiendo un asesinato múltiple, siendo el responsable el mismo Labán de estos homicidios.

Al observar el temperamento de Labán, con la forma en que utilizaba su poder y sus siervos, la prontitud en actuar para quedarse con las riquezas de la familia de Lehi, uno podría especular sin equivocarse que posiblemente Labán tenía un historial muy turbio de crímenes y homicidios por los cuales no fue juzgado por la corrupción en Jerusalén, lo que impulsó a actuar de una forma tan violenta sabiendo que esta vez sus crímenes también quedarían impunes.

Conclusión

Aunque Nefi no juzgó a Labán por la ley de Moisés, sí supo, por el Espíritu, cual era el veredicto divino por los actos de Labán. Nefi, sin ser un levita o alguien que ejecutara la ley, sabía que era Dios que lo estaba llamando a ejecutar su voluntad: ejecutar a un triple violador de leyes graves de la Ley de Moisés, a alguien que levantaba falsas acusaciones para dar muerte; a un Ladrón, y a un asesino.

Ver:

Roberto

estudiosud.blogspot.com

jueves, 5 de enero de 2012

Diferencias entre piedra clave y piedra angular

El domingo pasado tuve, como todo mormón, la primera clase de la Escuela Dominical sobre una introducción al libro de estudio del año, y este año veremos el Libro de Mormón, otro testamento de Jesucristo. Será un año grandioso con mucho por aprender y ser motivado por las enseñanzas de este libro maravilloso.


En la clase el maestro hizo un dibujo en el pizarrón de un arco de piedra, para explicar el valor de la piedra clave sin la cual este arco de piedras se caería, como una analogía al Libro de Mormón llamado por José Smith, “la clave de nuestra religión” (Enseñanzas del Profeta José Smith págs. 233-234). Sin embargo usó indistintamente los términos “piedra clave” con “piedra angular”, un error muy frecuente al explicar el dibujo del arco de piedras.

Que el Libro de Mormón sea “la piedra clave” no se encuentra en las escrituras, ni José Smith lo dijo, simplemente se ha hecho esta analogía por Autoridades Generales e incorporada en los manuales. Es un modo muy bueno de explicar cómo el Libro de Mormón es la “clave” de nuestra religión. Pero no se debe confundir con la “piedra angular”, frase que sí está en las escrituras como “principal piedra del ángulo” (Salmos 118:22; Efesios 2:20; Hechos 4:11), la cual hace referencia a Cristo.

Aunque el maestro trató de explicar algo como que El Libro de Mormón era la piedra angular de nuestra religión y Cristo la piedra angular de la Iglesia no hay relación entre piedra angular y el Libro de Mormón, las escrituras no lo enseñan así, ni las Autoridades Generales, ni José Smith lo hizo así.

Piedra angular NorEste dedicada para el Templo de Sión, en Independence, Missouri

 Como está explicado en otro artículo sobre la dedicación u orden de las piedras angulares, éstas no van arriba, al centro de un arco, van en el suelo, como parte de los cimientos, son cuatro: la noreste, noroeste, sureste y suroeste, siendo la “principal del ángulo” la piedra angular del sur este, para el hemisferio norte, por ser la esquina más iluminada al salir el sol en la mañana, simbolizando la luz que proviene del Señor. Esta piedra es dedicada por la Primera Presidencia en representación del Señor. Les invito a revisar ese artículo sobre las piedras angulares para más información.

¿Cómo lo ves tú? Deja un Comentario!


Roberto

estudiosud.blogspot.com