miércoles, 29 de septiembre de 2010

La Piedra de Saturno

Ahora examinaremos un aspecto valioso que dejaron los planos y bosquejos del Templo mormón de Salt Lake. Al examinar los primeros planos o bosquejos del Templo de Lago Salado revela que inicialmente estaba planeado poner una representación del planeta Saturno sobre la piedra solar en los muros del lado norte y sur. Esta piedra debía estar rodeada de estrellas de seis puntas y esos dos símbolos habrían representado las regiones  más allá del sol.


 Elder Orson Pratt, apóstol mormón, cuyo observatorio estaba cerca de la esquina sureste del templo, dio varios discursos sobre astronomía en 1853 mientras se estaban preparando los planos del Templo sud. Esos discursos incluyeron bastante material sobre el planeta Saturno, y es muy posible que esto haya influenciado el poner un símbolo de Saturno en los muros del Templo. 
Antiguamente el planeta Saturno era un símbolo tanto del Pueblo del Convenio y también del Mesías (Gergard Kittel, Theologica Dic. N.T. p. 1:505). También Saturno se asociaba antiguamente con el día de reposo (Richard A. Proctor, Saturn and the Sabbath of the Jews, 243). Sin embargo, por las características de la piedra de granito, lo difícil que es hacer detalles (estaba planeado hacer la piedra solar con ojos y boca) se omitió finalmente la piedra de Saturno. Pero el saber esto nos permite entender algo más de lo que pretendía enseñar Brigham Young y el Señor a los Santos sobre el Templo, que era un modelo del universo.

martes, 28 de septiembre de 2010

Saludos de Manos Antiguos


El saludo de manos como parte de los ritos cristianos, no es propio sólo de los Mormones o SUD, sino es observable en los primeros cristianos como parte de su religión. Esta práctica siguió entre estos cristianos entre los más ortodoxos e inclusive los gnósticos.

En Galátas 2:9 leemos “Jacobo, y Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé, la diestra en señal de compañerismo para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a los de la circuncisión”. Aunque no se desprende esta señal como un rito sino como un gesto de hermandad, se puede observar en ceremonias de matrimonios y el arte de esta época. Dentro de las enseñanzas estaba que Jesús había rescatado a Adán de entre el Hades llevándolo a su presencia, lo que está registrado en el Libro de Nicodemo del quinto siglo, en el cual Jesús “tomando la mano derecha de Adán, se levantó de los infiernos, y todos los santos lo siguieron” (Evangelio de Nicodemo 25:5).

En otro registro apócrifo encontramos “Entonces ellos (los ángeles) me tomaron por la mano y me condujeron hacia la cortina ante el trono del Padre. (Testamento de Isaac 6:4) ”.