lunes, 16 de agosto de 2010

Las Túnicas de Pieles de Adán y Eva

Revisando y leyendo algo de la literatura hebrea, de sus tradiciones y mitos, me encontré con lagunas de las citas que menciona Hugn Nibley, en Abraham in Egypt, y en otros de sus libros citados con frecuencias en los manuales de Instituto inclusive. Me intersó y seguí viendo y aprendiendo.

Al leer el libro de Jaser pude observar mejor la visión de algunos hebreos sobre Ninrod, quien construyó la torre de Babel. Nimrod tiene una vinculación muy importante con Abraham, inclusive antes que éste naciera. Pero de lo que quiero contarles es sobre uno de los aspectos que le dio más poder y autoridad a Nimrod, lo cual fue la posesión de las túnicas de pieles que Dios les hizo a Adán y a Eva.

El Libro dice “23 Y Kush el hijo de Ham, el hijo de Noaj tomó una esposa en aquellos días en su edad avanzada, y ella dio a luz un hijo, y ellos llamaron su nombre Nimrod, diciendo: En este tiempo los hijos de los hombres comenzaron a rebelarse y a transgredir contra Elohim, y el niño creció, y su padre lo amaba extremadamente, porque él era el hijo de su vejez.

24 Y los atuendos de piel cuales el Todopoderoso hizo para Adam y su esposa, cuando ellos salieron del jardín, fueron dados a Kush.

25 Porque después de la muerte de Adam y su esposa, los atuendos fueron dados a Hanoj, el hijo de Yered, y cuando Hanoj fue llevado a lo alto a Elohim, él los dio a Metushelaj su hijo.

26 Y a la muerte de Metushelaj, Noaj los tomó y los trajo dentro del arca, y estaban con él hasta que salieron del arca.

27 Y en su salida, Ham robó los atuendos de Noaj su padre, y él se los llevó y los escondió de sus hermanos.

28 Y cuando Ham tuvo su primogénito Kush, él le dio los atuendos en secreto, y estuvieron con Kush muchos días.

29 Y Kush también los escondió de sus hijos y hermanos, y cuando Kush tuvo a Nimrod, él le dio esos atuendos por su amor por él, y Nimrod creció y cuando él tenía 20 años de edad él se puso esos atuendos.

30 Y Nimrod se hizo fuerte cuando se puso los atuendos, y el Todopoderoso le dio poder y fortaleza, y él era un cazador poderoso en la tierra, sí, él era un cazador poderoso en el campo, y él cazaba los animales y edificaba altares, y ofrecía sobre ellos los animales delante de YAHWEH.

(Jaser 7 23-30).

No pretendo hacer creer que el libro de Jaser contiene muchas verdades doctrinales, sin duda como dice DyC 91:1-2, 4-5 :” DE cierto, así dice el Señor concerniente a los libros apócrifos: Contienen muchas cosas verdaderas, y en su mayoría se han traducido correctamente; hay muchas cosas en ellos que no son verdaderas, que son interpolaciones de los hombres. Por tanto, quien los lea, que entienda, porque el Espíritu manifiesta la verdad; y el que sea iluminado por el Espíritu logrará beneficio de ellos;”

Por tanto, no hay que condenar al libro por sus errores, sino buscar las verdades por el Espíritu. Lo que quiero rescatar de la cita del Libro de Jaser es el hecho que dentro de la tradición hebrea existe la idea de que las túnicas de pieles de Adán y Eva constituían un emblema de autoridad. Esto se confirma con otra historia Judía expuesta por

“Según algunos, las ropas que Dios le dio a Adán y Eva se parecían a los finos lienzos egipcios de Bet San, que se amoldan al cuerpo, según otros, eran de piel de cabra o de conejos, o de lana circasiana, o d pelo de camello, o de la piel de la serpiente. Otros más dicen que el vestido de Adán era una túnica de Sumo Sacerdote, la que legó a su hijo Set, quien la legó a Matusalén, cuyo heredero fue el padre Noé. Aunque su hijo primogénito Jafet debía haber heredado esa túnica, Noé previó que los hijos de Israel provendrían por Sem, a quien la confió en consecuencia. Sem dio la túnica a Abraham, quien, como el servidor amado de Dios, podía reclamar el derecho de primogenitura; Abraham a Isaac, e Isaac a Jacob. Luego pasó a Rubén, el primogénito de Jacob, y así el legado continuó, generación tras generación, hasta que Moisés quitó al primogénito de la casa de Rubén el privilegio de hacer sacrificios y se lo dio al Levita Aarón”. (Los Mitos Hebreos, Robert Graves y Raphael Patai, págs. 88-89).

Indiscutiblemente, algunas de las tradiciones hebreas mantienen la creencia que la ropa con la que Dios vistió a Adán y a Eva no sólo cubría su desnudez, sino además estaba ligada a la idea de autoridad y sacerdocio. Esto concuerda con la idea SUD sobre Génesis 3:21 “Y Jehová Dios hizo a Adán y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió”.

2 comentarios:

barjesus777 dijo...

Hermanos, las túnicas de pieles de adán y Eva son de cordero, pues ese es el primer sacrificio corderil después de la caída a semejanza del sacrificio mayor JESUCRISTO, el cordero de Dios que quita los pecados del mundo...!

Jorge Ayllón dijo...

Para Barjesus777, Si? y de que color era el cordero? en que parte de Génesis dice que sacrificó un cordero? y de un cordero alcanzaría para dos túnicas? Por favor no inventen lo que no dice la Biblia, las túnicas las hizo Dios en su poder, como creó la tierra, como creó el universo. Y no tenían otro fin que protegerles de las inclemencias del tiempo.