sábado, 28 de agosto de 2010

Un velo con compás y escuadra


En Asia Central, en Astana, Sir Aurel Stein en 1925 descubrió una tumba Taohista Budista cuyo velo resultaba muy enigmático. Se puede observar al rey y a la reina juntos fuertemente ligados, el rey poseyendo en alto una escuadra, y la reina un compás. Estos instrumentos eran emblemas de la medición del universo para fundar un nuevo mundo y una nueva era. Sobre sus cabezas se encuentran doce discos que representan el ciclo de un año.


También se observan constelaciones indicando su lugar en el cosmos. Esto mismo se encuentra sobre el féretro poseyendo las mismas marcas o dibujos, y sobre sus ropas recordándoles sus compromisos personales.


1 comentario:

Yul Oyarzabal dijo...

muy buen articulo.

Saludos